Recordando a Blue Demon.

Posted: December 22, 2010 in Uncategorized

Amigos luchamaniacos, una vez más los saludo con el gusto de siempre, y ya a tan sólo unos días de celebrar la Nochebuena y Navidad, quiero decirles que lo disfruten al máximo con sus seres queridos, que pasen una celebración marcada por el amor y el cariño ya que eso es la base de cualquier encuentro familiar. Así pues, mis mejores deseos para estas celebraciones.


Entrando ya en materia luchística, y con la llegada de estas fechas llega también un aniversario luctuoso del que para muchos es el mejor luchador de la historia de la Época de Oro de la lucha libre mexicana. Mis palabras se refieren a Alejandro Muñoz Moreno. Quizás el nombre no se les haga conocido pero si les digo que se trata del “Profe manotas”, de “El Tosco”. Bueno, ya para que lo identifiquen: Blue Demon.

Todo comenzó un 24 de abril de 1922 cuando viera la luz por primera vez el pequeñín Alejandro Muñoz Moreno, en la “rinconada” perteneciente al estado de Nuevo León. Su infancia transcurrió aparentemente normal, ya que los problemas económicos que tenían sus papás le obligaron a dejar la escuela en cuarto año para dedicarse a la agricultura y a cuidar ganado. Desde entonces supo que las necesidades familiares eran importantes, y dado su enorme corazón desde entonces se sintió comprometido con su familia.

A sus quince años, “El Manotas” decide juntar un poco de dinero para salir a buscar nuevos horizontes, ya que él creía que ahí no prosperarían, y es así como se decidió y tomó el tren que lo llevaría a Monterrey. Una vez ahí, comenzó a trabajar para Ferrocarriles de México, y es así como conoce a Franklin Hernández. Su amistad creció inmediatamente y en palabras del mismo Demon, cuenta que un día que iban a tomar un café a las 4:00 de la mañana en la cafetería de la estación, vieron que caminaba por ahí el hermano de Franklin, Rolando Vera e inmediatamente Alejandro pide que lo presente con él.

Después de que fue presentado con el que luego se convertiría en su maestro, Demon comenzó a seguirl; se fijaba en el trato que tenía como persona, como se llevaba con los compañeros, su responsabilidad, sus buenos valores y a decir del mismo Demon, éstas fueron sus primeras enseñanzas.

Al paso de los días Rolando Hernández Verástegui lo comenzó a preparar principalmente con su forma de ser; la preparación física fue fundamental aunque no la necesitaba, ya que las jornadas en los Ferrocarriles Nacionales eran intensas, de ahí que nace el mote de “El Tosco”, ya que tomaba los rieles él solo y los colocaba donde se lo pedían los compañeros. A pesar de ser chaparrón, la fuerza con la que contaba era impresionante.

Al paso de unos días, Rolando Vera organizó un examen con la intención sólo de ver qué alumno era el más avanzado, y cuál sería su sorpresa, pues “El Tosco” derrotó a todos sus compañeros, implementando todo lo que hasta ese momento le había inculcado su maestro.

De ahí, con unas palabras que marcaron la carrera de Alejandro: “Bien, ‘Tosco’, ya estás preparado; espero y no me defraudes”. Es así como lo lleva a que realizara su debut profesional en Laredo, Texas, un 31 de marzo de 1948. En ese lugar su maestro Rolando Vera le dio el nombre que le diera la inmortalidad en la lucha libre mexicana: Blue Demon.

Desde entonces Blue Demon demostró que era mucho mejor que algunos luchadores que ya tenían lona recorrida. Una lucha que será recordada por los aficionados sin duda alguna es la que sostuvieron Santo y Black Shadow, ya que esa contienda marcaría la rivalidad a muerte de Santo y Blue Demon.

A su llegada a la capital, Demon hizo pareja con Black Shadow; lamentablemente él ya tenía rivalidad con Santo y por ello se jugarían las máscaras un 7 de noviembre de 1952 y en donde desafortunadamente Shadow perdió y luego de que Santo le intentara despojar de la máscara de una manera no muy profesional, acto que enfureció a Blue Demon quien fungía como second y al ver la actitud del “plateado” subió al cuadrilátero golpeándolo con mucha rabia y coraje, prometiéndole que él se encargaría de quitarle su máscara. “Te destrozaré Santo, en esta vida o en la que sigue”, fueron las palabras que le dio Demon.

Desde entonces se dedicó única y exclusivamente a seguir al Santo, derrotándolo en varias ocasiones pero no fue hasta que en una lucha lo derrotó en dos caídas al hilo, ganándose así el derecho de luchar por el Campeonato Mundial Welter que ostentaba el Santo.

Y fue un 25 de septiembre de 1953 cuando Blue Demon demuestra que es mucho mejor luchador que Santo, ya que le quitó el cinturón de campeón a lo que se esperaba que la siguiente lucha sería de máscaras, lucha que nunca llegó porque obviamente el Santo sabía el resultado, pero desde entonces se supo de la superioridad de Blue Demon sobre el Santo.

Con información de El Siglo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s